FAQ

La guía más completa en trasplantes capilares

Antes de un injerto capilar

Existen varias razones por las que un injerto capilar sea más económico en Turquía, que en España:

*El sector capilar en Estambul está mucho más maduro, favoreciendo la abundancia de mano de obra especializada y la competitividad en precios y calidad.

*La vida es mucho más barata en Turquía que en España, habiéndose devaluado la moneda 5 veces su valor respecto al euro en los últimos diez años, reduciendo costes de infraestructura, materiales y salarios.

*El gobierno turco subvenciona a las clínicas que cumplen unos exigentes estándares de calidad. De esta manera, se fomenta el turismo y la abundancia de clínicas de alta calidad, a un mejor precio.

Existen tratamientos para detener la caída del pelo y aumentar la vitalidad de los existentes. Mesoterapia (habitualmente con Dutasteride), Minoxidil o Finasteride son los más habituales y con mayor índice de casos satisfechos.

En casos en los que ni los medicamentos, ni el injerto son una opción, las prótesis capilares proporcionan muy buenos resultados, densos y naturales, teniendo que reemplazarla cada 2 años.

Otras alternativas son el rapado y la micropigmentación. Esta última simula tener todo el pelo rapado, por medio de una especie de tatuaje de baja profundidad en la piel.

Con un DNI es más que suficiente para viajar por Europa y llegar a Turquía. Se deben evitar los países con restricciones, salvo que realices un PCR previo al viaje. En cada país necesitarás rellenar un documento, indicando tu itinerario, que se podrá rellenar previamente o en el avión.

Se recomienda tener una tarjeta de Vodafone, que es la única con Roaming en Turquía, para poder tener internet sin cargos abusivos. Esto te permitirá desenvolverte con nuestra ayuda en cualquier situación.

Una tarjeta de crédito también te puede facilitar algún contratiempo.

Las restricciones del Covid cambian constantemente, sin embargo, las que son más duraderas son las restricciones de ciertos países a aceptar pasajeros.

Algunos países como Alemania, Italia, Francia y Alemania no aceptan que se vuele sin un PCR válido de 72 horas.

Países como Inglaterra o Austria no permiten viajar sin hacer cuarentena, pero permiten hacer escala, por lo que son adecuados para viajar a Estambul.

Otros países como Holanda, Bélgica y Turquía no tienen ninguna restricción para volar, a día de escribir este artículo.

La situación de España, sin embargo, es más cambiante. Deberás consultar el estado de tu localidad o provincia, en el momento actual de coger el vuelo. Se recomienda comprar billetes con cancelación opcional, para lidiar con los posibles imprevistos.

En el caso de las mujeres, el hecho de tener que raparse suele ser más traumático. Una solución es disimularlo con una pañoleta, pero, en la mayoría de los casos, se suele optar por la técnica DHI, sin rapado. Las pacientes que quieran mucha densidad, con poca zona donante, pueden optar por una prótesis capilar, que ofrece resultados muy buenos, a costa de un mantenimiento cada 2 años.

No se recomienda hacer el trasplante antes de los 25, ni después de los 70 años. En un articulo específico ampliamos las razones de estas franjas.

No se debe fumar, ni tomar café 3 días antes, ni tomar alcohol una semana antes. Estas sustancias afectan a la coagulación de la sangre, influyendo en el sangrado y la capacidad de regeneración de heridas.

Tanto en España, como en Turquía, existen clínicas low-cost con excelentes resultados. Conviene no fiarse demasiado de un diseño y márketing atractivos, que no siempre corresponden con la calidad médica de la clínica. Es aconsejable analizar la trayectoria de la clínica y la satisfacción de sus pacientes, por medio de fuentes lo más imparciales posible (foros, pacientes conocidos, valoraciones de Google y Facebook…)

Los folículos de la barba son de gran calidad y resistencia. Su apariencia no es tan natural como los de la cabeza, pero en intervenciones muy amplias, con poca zona donante, ayudan a rellenar zonas menos visibles aportando una ayuda considerable.

Los folículos del pecho son menos recomendados porque son finos y su supervivencia es menor. Sin embargo, como en los casos anteriores, toda ayuda es poca para aumentar la densidad. Además del pecho, se pueden extraer muchos más folículos que de la barba

Se recomienda, en casos puntuales, que se busque un mayor control del ángulo y densidad alta, con bajo riesgo de daño de folículos próximos. También permite aumentar la densidad  de zonas pobladas, sin necesidad de rapar.

Se suele utilizar: en mujeres que no quieren rapar, en trasplantes pequeños pero precisos o en aumentos de densidad en zonas ya pobladas.

Es habitual que el doctor aconseje el uso de tratamientos como Minoxidil o Finasteride para reducir la caída del pelo no trasplantado, sin embargo, esta es una decisión personal.

Hay ciertos productos que se recomiendan para optimizar el proceso de curación y evitar algunos posibles efectos adversos, pero su uso no es obligatorio.

Tener unos niveles óptimos de hormonas y vitaminas (en especial Vitamina B) también afectan a la recuperación, por lo que se recomienda tomar las medidas oportunas.

No se aconseja realizar un injerto capilar cuando hay demasiada superficie despoblada y una zona donante muy pobre, En este caso, sería imposible dar a toda la cabeza una densidad adecuada.

Sin embargo, sabiendo esa limitación, hay personas que pueden decidir mejorar el cabello de alguna parte de su cabeza, dejando otra menos poblada. A menudo un ligero flequillo estiliza enormemente la cara. Otras personas prefieren tener algo de pelo en la coronilla y jugar con los peinados.

Hay que tener cuidado de que el resultado no sea vea peor que antes. Cada paciente es un mundo y hay decisiones delicadas, que solo uno mismo puede decidir.

También hay personas con carencias nutricionales que pueden hacer peligrar la supervivencia folicular, por lo que, cuanta mayor información proporciones a tu especialista, mejores medidas se podrán tomar para maximizar el éxito del injerto.

La mayoría de casos son tratables. Por medio de unas fotos y unas preguntas sobre tus enfermedades, medicamentos y alergias, tendremos casi la certeza de que eres un candidato apto.

Los dos factores más determinantes son:

  • Capacidad de la zona donante: es importante contar con una zona donante de la extensión y densidad adecuada.
  • Necesidades en la zona a trasplantar: un paciente con mucha zona a cubrir y poca donante, puede no ser adecuado para un trasplante. La mayoría de los casos tienen unas necesidades en la zona a cubrir, que quedan solucionadas en la primera intervención, tanto en términos de densidad, como en aspecto natural,

 A los pacientes con zonas por cubrir muy grandes, pero una capacidad donante suficiente, se les suele recomendar una planificación enfocada en 2 operaciones, para cubrir toda su alopecia, con una densidad adecuada.

Con la primera operación, un resultado presentará una gran mejoría, pero con zonas menos pobladas. En estos casos, se suele recomendar priorizar la zona frontal de la cabeza con una mayor densidad que estilice la cara, dejando la coronilla, que se ve menos, con una menor densidad.

Muchos pacientes quedan conformes con esta primera intervención y, aunque se recomienda una segunda, se ven bien solo con la primera.

Ayuda a visualizar este proceso en 2 intervenciones, ver los resultados de pacientes de este tipo a través de sus 2 etapas

El pago de un injerto capilar se suele hacer efectivo en el momento anterior a la intervención, tras haber realizado las pruebas necesarias y tener clara la planificación de la intervención. En el caso de Turquía, el chofer y hotel del primer día corre a cargo de la clínica, hasta el momento de la intervención.

En el caso de España, se puede pagar en metálico, tarjeta o transferencia. Todas tienen posibilidad de financiación.

En Turquía, se podrá pagar en metálico (Euros o Liras turcas) o con tarjeta. Sin embargo, debido al cambio de divisas, el pago con tarjeta tiene una comisión poco deseable, por lo que la gente suele preferir pagar en metálico, en Euros.

Los análisis de sangre detectan enfermedades contagiosas y comprueban que diferentes niveles de nutrientes y hormonas en sangre sean correctos.

El paciente tiene revisiones voluntarias ilimitadas los 7 días de la semana.

Se realizará una revisión obligatoria a los 10 días, y cumplido el mes 1,3,4,5,6,8 y 12.

En caso de complicación, el doctor te dará las indicaciones a seguir. Si se requiere una revisión médica presencial, se concertará con urgencia una cita con un médico de Sanitas de tu elección, en tu zona.

Detalles de la intervención

Un cm2 puede contener entre 35 y 60 folículos injertados. Depende de diferentes factores, como la zona a tratar, el grosor de los injertos, o la técnica utilizada.

En el caso de enfermedades contagiosas, antes de una intervención se realiza un PCR, estando prohibida la intervención con COVID-19.

En caso de padecer una enfermedad como VIH o hepatitis, la mayoría de clínicas en España aceptan a estos pacientes, pero en Turquía no, debiendo ir a hospitales especializados para ser trataros con procedimientos especiales, que suelen encarecer ligeramente la intervención.

Otras enfermedades se deberán consultar específicamente, sobre todo las hormonales, cardíacas y autoinmunes.

Lo más importante es conocer las expectativas y posibilidades de la intervención. Para ello, es recomendable conocer en detalle casos similares, valorando la capacidad donante, la zona despoblada y el grosor del pelo.

Con un correcto diagnóstico y procedimientos adecuados, la tasa de éxito es muy alta.

Los cuidados postoperatorios son clave para que no disminuya la tasa de supervivencia de los injertos.

Algunas carencias nutricionales u hormonales puede reducir la efectividad del trasplante, por ello, es preferible estar sano.

Una misma persona estará a tu disposición, pendiente de ti y tus necesidades, durante todo el proceso. Contará con amplia y detallada información recopilada, poco a poco, durante el proceso de información y toma de decisión, que incluso puede durar meses en algunos casos.

Tu asesor te ayudará a resolver dudas, elegir clínica, estará a tu lado en la intervención y durante el postoperatorio, haciéndote sentir comprendido y protegido.

El factor que más influye en el número de folículos de una intervención, es la capacidad de la zona donante del paciente. Sin embargo, cada clínica tiene sus propias políticas sobre el número de folículos a extraer por sesión, basándose en criterios como son respetar la zona donante, la duración de la intervención, entre otros,

Hay expertos turcos capaces de extraer hasta 5.500 folículos de la zona donante de la cabeza, sin dañarla.

En algunas intervenciones con alta necesidad de folículos, se utiliza también como zona donante del pecho (hasta 800 folículos) y del pecho (hasta 2.000 folículos).

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es el resultado de centrifugar la sangre, para aislar las plaquetas y volverlas a inyectar en la zona a tratar. Este tratamiento favorece la regeneración de los tejidos y también estimula aquellos pelos aletargados, sin fuerza para salir, permitiendo que nazca nuevo vello.

Los folículos extraídos no vuelven a crecer. Sin embargo, se hace una extracción uniforme de 1 de cada 6 folículos, aproximadamente, que resulta prácticamente imperceptible con el pelo rapado, y totalmente invisible con el pelo corto.

A pesar de que se puede hacer en cualquier momento del año, los meses de verano son los menos recomendados para el inicio de la recuperación, ya que el calor y el sudor no son las condiciones ideales para esos primeros momentos.

La gente suele preferir hacerse el injerto, entre principios de otoño, y principios de invierno. Así, pueden disfrutar del verano con un nuevo look.

En algunas clínicas, el cirujano asume las labores principales de la intervención, de principio a fin. Sin embargo, lo más habitual es que realicen el diagnóstico y planificación del injerto, que es la parte más importante de todo el proceso. Las labores repetitivas, como son extraer e injertar folículos, es habitual que sean realizadas por técnicos altamente especializados y con mucha experiencia. En algunas clínicas, el doctor también realiza la apertura de canales, controlando la densidad e inclinación de los injertos.

A partir de los 6 meses ya se podría realizar un nuevo injerto capilar. Sin embargo, lo más prudencial es esperar, al menos, 12 meses desde la anterior intervención.

Cuidados posteriores a un injerto capilar

Al día siguiente de la intervención ya se puede retomar la actividad rutinaria siempre que no realice esfuerzos, actividades que le hagan sudar, ni se exponga a situaciones con suciedad ambiental.

Hay quién se siente acomplejado con las costras, y decide pedir 10 días de descanso en el trabajo, para retomarlo con el pelo rapado y buen aspecto.

Durante el primer mes, no se debe realizar ejercicio físico intenso, en especial el cardiovascular, que nos haga sudar.

A los 20 días de la intervención, se podrían hacer ejercicios de fuerza ligeros y practicar sexo de intensidad suave.

A partir del primer mes, se puede retomar la actividad física, de manera progresiva y sin forzar.

Una mala higiene es muy perjudicial para la recuperación del injerto, por lo que son muy contraproducentes las zonas con polvo en suspensión. En caso de no poder evitarlo, lavar la zona trasplantada en la mayor brevedad posible.

Los injertos, una vez extraídos, se almacenan en un suero refrigerado a 4º. Este suero está enriquecido por diferentes nutrientes, que varían entre clínicas, poniendo cada una gran esfuerzo en su fórmula secreta.

La gran mayoría de los pacientes sienten picor en la zona donante. Eso es síntoma de que están curando las heridas.

En algunas ocasiones, el paciente puede sentir una pequeña falta de sensibilidad en la zona receptora.

La duración de estos síntomas dependerá mucho del paciente, siendo extraño que persistan más de 3 meses.

El día de la operación, empezaremos temprano. Tras la analítica de sangre y planificación del nuevo aspecto, empezará la intervención, que durará todo el día, con una pausa para comer. Al finalizar la intervención, se debe descansar hasta el día siguiente.

El segundo día, por la mañana, se realizan las curas. A partir de entonces, estarás listo/a para volver a casa, o hacer un poco de turismo por la bella ciudad de Estambul. Esta información está ampliada en el siguiente artículo.

Los primeros días, se debe dormir boca arriba, con la cabeza elevada desde la zona de la nuca, de manera que impida rozar la zona trasplantada, incluso si nos giramos o volteamos. Para ello, podremos utilizar diferentes métodos como un cojín cervical o una toalla enrollada. En la clínica te darán más detalles y un completo dossier explicativo de cuidados.

Se deberán usar los productos proporcionados por la clínica, con agua tibia y evitando la presión del agua en la zona trasplantada. El secado deberá ser muy suave, sin frotar, con ligeros toques con la toalla.

La zona trasplantada no se debe cortar el primer mes. A partir de entonces, se podrá cortar delicadamente con tijera, evitando la maquinilla, hasta trascurridos los 6 primeros meses. La zona donante se podrá afeitar a partir del primer mes, con cuidado de no dañar zonas sensibles.

Sí, pero una vez trascurridos 6 meses desde la intervención. No es recomendable aplicar productos químicos en la cabeza o folículos implantados, durante al menos el primer mes. El uso excesivo de estos productos químicos, como son tintes, lacas, etc., puede acabar dañando el cabello.

Las costras irán cayendo paulatinamente, ayudado por la espuma y por los cuidados indicados. El día 10 deberás retirarte suavemente las costras sobrantes, tras ablandarlas lo suficiente con la espuma. Es importante que se eliminen todas las costras, para evitar que obstruya su crecimiento natural, en estos momentos en que el pelo está tan débil.